Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"

Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"
Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"

sábado, 22 de noviembre de 2014

ENCUENTRO POÉTICO-FESTIVO



        “Quasi sempre, les coses més meravelloses de la
        vida s’amaguen en petits raconets de la infantesa,
        la pàtria més volguda de totes les pàtries”                                                                  (Ximo González)

La Casita de madera es poesía.
Un refugio perfecto. Un rincón del mundo enraizado en la tierra que nos devuelve a la niñez

Lugar bucólico de paz, donde sentir  trinos de pájaros y el rumor del viento,  mimetizarte con árboles y caminos, sumergirte en un mar de colorido otoñal: naranja-amanecer,  rojo-lumbre,  verde-campo, ocre-tierra, azul-cielo…, donde sentir el calor de la convivencia y la emoción de la Palabra.

Entre poemas, canciones, guitarra…, y cómo no, deliciosos manjares elaborados con nuestras manos amorosas, se deslizaron las horas, como atardecen las hojas en otoño.






 

     “Al centenari del naixement  de mon pare”

Es el recién editado libro de nuestro compañero Ximo González, al cual pertenecen estos poemas rebosantes de dulzura, amor y reconocimento de Ximo hacia su progenitor.




PADRE


Todos los días,
durante un minuto,
pienso en mi padre.
¡Era tan bondadoso!
Su recuerdo cotidiano
me reconforta.
Ya sé que no hay  nada
que compense su ausencia.
Nada puede compensar
la ausencia de un padre.
Pero ese minutito…
esos sesenta segundos
de abstracción…
para verlo en mi pantalla mental,
con su rostro ajado,
sus manos tiernas,
sus ojos azules líquidos,
su voz suave,
me reconfortan,
renuevan mi cariño,
aumentan mi devoción.
Cada día lo recuerdo distinto: labrando con el
macho Bayo;
podando la viña;
sentado frente al fuego chisporroteante;
subiendo por un sendero
con un pesadísimo costal de palmas sobre los
hombros.
Con la expresión seria,
pero apacible,
relajada,
pacífica;
estoicamente resignada
a ser uno con su tierra;
con nuestra tierra.



LES MANS



Me falten les teues mans;
eixes mans sempre calentes
eixes mans fortes, decentes,
plenes de valors humans,
que acaricien els germans
amb bondat i complacència.
Esta dolorosa absència
sols té la satisfacció,
de la ferma convicció,
que hi tornarem a l’essència.




16 noviembre 2014

Mariajosé Sangorrín


3 comentarios:

  1. Versos cariñosos: dulce recuerdo de momentos fugaces...

    ResponderEliminar
  2. Muy agradecido por la hospitalidad y camaradería.

    ResponderEliminar
  3. L'últim poema, sobretot, és una meravella.

    ResponderEliminar