Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"

Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"
Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"

martes, 28 de diciembre de 2010

PRESENTACIÓN DE "Asofaciados I"


 El pasado día 22 de diciembre, tuvo lugar la presentación del primer cuaderno de los Poetas sin sofá., "Asofaciados I", y que reúne poemas de Sole Benages, Tony Cálix, Nika Calvo, Amelia Díaz, Marcelo Díaz, José Manuel González, Ximo González, Rocío Herranz, Renée Nevárez, Adalberto Ransell-Levi, Mariajosé Sangorrín y Juana Soto. 

La introducción, escrita por Marcelo Díaz, nos muestra el espíritu, el compromiso y el crecimiento que se desea para el grupo:


INTRODUCCIÓN
 
A veces una idea rápida y resuelta puede ser positiva y gratificante. Creo que éste es el caso de este pequeño y modestísimo cuaderno de ASOFACIADOS 1.
Apenas nacientes, nos atrevemos a escribir unos poemas, agruparlos como cuaderno y sentir el compromiso, la alegría y hasta el poquito de vanidad correspondiente de hacer unas copias para nosotros mismos.
Esto es un paso más que traspasa el ámbito familiar de la tertulia y del blog, pero que seguro que nos gratifica y nos anima. Y hasta estoy seguro que enseguida pensaremos en el próximo.

Pues este grupo nuestro y de cuantos quieran participar de su idea y espíritu, nació del Club de lectura de Argot, que venía y viene haciéndose los últimos viernes de cada mes. Un interés notable hacia la poesía por parte de algunos asistentes nos llevó a independizarnos del grupo anterior, buscando otro día, y a centrar nuestro encuentro en lo poético.

Por otro lado, la Librería Argot hacía una actividad que consistía en que un escritor, principalmente un poeta, un día de la semana, a la hora aproximada de la sobremesa, se sentaba en un sofá y leía algo de su obra.
Pero cierto carácter reivindicador, de actualidad, de ejercicio y defensa de lo más intrínseco de la poesía, y en todo caso lejos de una actitud cómoda o conservadora, nos hizo pensar que no éramos un grupo al que se pudiera atribuir metafóricamente el confor e inmovilismo, el sedentarismo de estar en un sofá. Y sin mucho pensar nos empezamos a llamar Poetas sin sofá, como si renunciáramos a él, a su imagen. Y así nos hemos seguido llamando.

Luego ha venido lo del blog y la idea de ser socio. Así que - qué menos que inventar una palabra tratándose de poetas- nos surgió el nombre de asofaciados a los que somos miembros, socios, del blog y, obviamente, de la tertulia o club.
Teniendo la idea del cuaderno, ya no era difícil tener un nombre o titular para él. Así que parecía natural que fuera ASOFACIADOS 1.  Lo que lleva implícito, al menos, el deseo de números sucesivos.

Pues ahora hay que disfrutarlo y tomar carrerilla para el próximo. 
Que nos siente bien.

Marcelo Díaz

Y, como muestra de la tarde/noche de poesía que vivimos, leyendo los poemas del cuaderno, haciendo crítica constructiva y debate, afianzando la idea de lo nada acomodaticios que somos los asofaciados, y lo que sabemos, además, disfrutar de una cena entre amigos, aquí van unas cuantas fotografías que Mariajosé tuvo la gentileza de enviarnos a todos.


Tony, Tomi, Marcelo, Amelia, Ximo, Mariajosé y Sole







sábado, 18 de diciembre de 2010

SONETO A LA RISA SANA


Reír es abrir puertas y ventanas
a la alegre brisa de la primavera,
al trino feliz de ave mañanera
y al aroma suave de flores lozanas.

Reír desvanece las penas humanas
y borra del rostro la sombra primera,
llenando de gozo al alma sincera
que pierde, si tuvo, de llorar las ganas.

¡Ríe, que la risa al dolor espanta!
¡Ríe, que la risa tu cara embellece!
¡Ríe, que la risa tu ánimo levanta.
  
La risa diaria te rejuvenece
y pone en tus ojos un brillo que canta
 la felicidad que en tu pecho crece.

Ximo

viernes, 3 de diciembre de 2010

DE LA MALA MEMORIA



No puedo enfrentarme al olvido
sin meterme un pañuelo en los ojos
o un puño en la garganta.
Las lágrimas no sanan las heridas.

He escuchado decir a los cercanos
que ya pasó todo.
Pero no pasan las cicatrices si se queda
por dentro el pus.

Aún no hay cura para el Alzheimer
                                                    en la Historia.



Amelia Díaz

jueves, 2 de diciembre de 2010

LA POESÍA


Amigos Poetas sin Sofá, amigos, quiero empezar mi colaboración en el blog con un poema de reflexión poética. Sí, ya sé que hay mucho más para la inspiración y la rebeldía poética. Yo aquel día, después de recibir las palabras del amigo poeta, Justo Cabrera, uno de cuyas frases cito, sentí estas nimiedades, nonadas, que son suficientes y sublimes para emocionarme. La poesía de las pequeñas cosas, pequeñas pero  poderosas.


"Tenemos un cosmos, un universo capaz
de sostenernos más allá de toda muerte"
   -Justo Cabrera Brito-
El sueño impensable
de un atardecer nunca soñado.
El misterio que impregna la perfección
de un grano de arena.
La huella de la pasión
que llaga el corazón adolescente.
Dos corazones solos en tinieblas
que un día se encuentran...
Una lágrima que suave resbala
en inaudible gemido.
Vida 
      eternidad presentida.
Y
    siempre
             en el rincón del alma                          la poesía.
Sole Benages

POEMA XXVI de LINDARIO (Edi. Huerga y Fierro)

                       Los dados sumaron los días con puntos de esperanza.

El lúbrico hilo de la vida caía por los ojos hasta un cubo medido entre las tripas. Me habías recorrido desde que supe leer en la dura miseria del frío y le enfermedad.
               El ejercicio de aclarar el agua,
                            las rutas de los versos,
                            las sábanas de auroras,
                            las palabras iniciando los orincipios de la carne.

Todo venía y pasaba sin pereza en procesión insólita de memorias y deseos.
Yo sabía de vosotros tan poco que me hería en la niebla con las rocas.
Ahora limpio de polvo los canales hueros de mis huellas y afilo el perfil de las caricias.

No dejaré de buscaros para abrir y entablar una mirada con las rosas.

Crecer

Me ha alegrado mucho ver lo tuyo, María José. No se nota que seas una principiante. El sentimiento delicado, que podría estar muy afectado por las ausencias más dolorosas, lo muestras con sensibilidad y luz y no dejas que el dolor se apodere, ni lo justifique, que es algo importante.
Algo que ha hecho venir a mi cabeza la poesía bíblica y su recreación en la belleza de lo cotidiano.
Ahora tienes que lanzarte, aunque sea a la velocidad de una cometa por el cielo.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

PIRATAS DE MARES ROJOS




Siempre me gustó el lado equivocado
de los bucaneros,
en las películas de mi niñez.

Hoy los piratas buscan otras islas
que esconden los tesoros en cofres grises
sin mapa ni callejero.

Y el parche lo tiene el tuerto
                                               acomodado
que observa desde la orilla
intentando no pringarse de alquitrán.

Arrastrando un cochecito de niño
- vacío de infancia y de sueños -
navegan por otro mar con sonrisas naufragadas.

Los contenedores de residuos orgánicos
no están repletos de piedras preciosas.

Y las calles se transforman en mares rojos
cuando hay que luchar por sobrevivir.


Amelia Díaz