Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"

Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"
Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"

martes, 15 de abril de 2014

CUADERNOS DE POESÍA y "SOLEDADES DE 2ª MANO"


        COORDINADO POR EL COLECTIVO LITERARIO
                             VERBA MANENT                

               PRESENTACIÓN EN VALENCIA DE:
    LOS CUADERNOS DE POESÍA DE POETAS SIN SOFÁ
                                                           Y
     "SOLEDADES DE 2ª MANO"  DE  MANOLO BENAGES




                        CUADERNOS DE POESÍA


“Ponemos en vuestras manos un Cuaderno de Poesía reflejo tangible de una ilusión, fruto de nuestro trabajo y del amor a la creación poética. Deseamos que sea pulsión y fuente de goce espiritual: Poesía viva.
Con este cuaderno #0, Poetas sin sofá, en su evolución y renovación como grupo,inicia una nueva etapa, en la que  incorporamos la participación de poetas de otros países, especialmente de América Latina, con el consiguiente enriquecimiento y aproximación intercultural: La Poesía une a la humanidad.”
                          
(Del Cuaderno #0, Introducción)



En la esencia de Poetas sin sofá está la difusión de la Poesía en todos los ámbitos a nuestro alcance. De ahí la elaboración y distribución de los Cuadernos de Poesía.

La serie  “Las 4 estaciones”, cuatro Cuadernos publicados entre los años 2012 y 2013, da paso a la próxima, actualmente en preparación, “Los 4 elementos”.


¿Qué son los Cuadernos de Poesía?


Poemarios colectivos en los que participamos los componentes de Poetas sin sofá y otros poetas invitados con quienes fraternizamos en el amor a la Poesía: De Castellón, Valencia, otros lugares de España e Iberoamérica.


Priorizamos la Poesía por encima de los nombres propios, buscamos la cercanía, la accesibilidad;  Poetas sin sofá  se define como grupo abierto.


Como poemarios colectivos los Cuadernos son un crisol donde se funden voces diversas. No hay tendencia dominante, hay un eclecticismo, una multiplicidad:


Cada poema es único.
Cada poeta es único en estilo, forma, temáticas. Una sorpresa.
Lo grandioso está en armonizar la diversidad; nos complementamos, nos potenciamos, nos enriquecemos unos a otros.


Cada poemario es único: Un vitral que filtra la Luz esencial a través de una armonía de colores y formas. Una polifonía de voces.  Un retablo pictórico en el que recorrer sus calles nos conduce a la esencia: la Poesía.


                -  En cuanto a la forma, encontramos:
   Poesía rimada que sigue las reglas de la métrica clásica (décimas, sonetos, versificación      romance…) y, sobre todo, versolibrismo, en el que cobra protagonismo el juego de las imágenes.
Con signos de puntuación y  sin ellos, con otros criterios respecto a ritmo y pausas.


               -  En cuanto al fondo, hay poesía intimista, poesía social, existencialista, esencialista, filosófica…

El Amor en su más amplio sentido y en sus múltiples facetas:
sensual y erótico e incluso místico.
Sueños, sentimientos, infancia y raíces, nostalgias, añoranzas.
Lucha, denuncia, rebeldía.
Gritos, dolor e incertidumbres sublimadas por la palabra.
Soledad. Muerte. El camino de la vida y el paso del tiempo.
El yo y los otros.
Todo se compra y se vende, hasta nuestras almas y nuestros sueños…


En definitiva,  nuestra poesía es la Vida y todo lo humano.

Con Antonio Machado somos “Palabra en el tiempo”.
Como rezan los versos de José Pejó, escribimos “para ser y no morirnos”.
La búsqueda de la Palabra es la búsqueda de nosotros mismos. Escribimos porque no podemos dejar de hacerlo: “Quien lo probó lo sabe”, es un verso en el que Lope de Vega se refería al Amor,
y que también podemos aplicarlo a la Poesía.






“Soledades de 2ª mano” con nueve relatos, nos aproxima al mundo de las personas más desfavorecidas: pobreza, adicciones emigración, sin techo… 

MANOLO BENAGES conoce bien el mundo marginal por su trabajo durante años como formador para la inserción sociolaboral, en la Fundación Tots Units


En un tono agridulce, se mezclan el humor y la tristeza, siendo la soledad íntima el denominador común de las historias.











           En el espacio WAYCO de Valencia, 10 de abril de 2014

                                                            Mariajosé Sangorrín

martes, 8 de abril de 2014

OTOÑO


                                                                                                           A  Ximo

El secreto te será revelado
cuando el silencio deje de ser
silencio.

Será la primera hoja
que caiga en los colores
tertulianos de la tarde
quién se anticipe ante
el evento al ver pasar
en el horizonte una
bandada de cisnes negros.

Volverán las lluvias
que erosionan las rocas
crecerán los cauces
para saciar la sed tu pluma.

Volverán a cubrirte las mantas
junto al crujir de la leña
en el pecho de Merche mientras
suavizas la garganta
con miel y leche, dejando
el borde del vaso marcado
de poesía para que dulcemente
se te revele el secreto ante tu ceguera
que cada vez que te veo
me miras de pecho
Pa dentro.

Siempre con el corazón
cargado de palabras
que unidas se hacen melodías.

(A mi amigo y poeta Ximo González)
 

                                         
                                         Manuel Méndez Hernández


 

sábado, 5 de abril de 2014

TRASIEGO

                                                                       I
Parte en un buque mi voz
junto al elfo, y Andamana
brota en el labio que emana
los anuncios a otro Dios.
Gumidafe surge en pos
del país que me socorre.
Pecho aguardando a que borre
pasado, origen, la firma,
cuando el grito de Attis Tirma
toda mi inquietud recorre.

                                                               II
Tributo de Sangre: piel
en alta mar sepultada,
guerrero ante la estocada
esgrimida en contra de él.
Artemi Semidan, fiel
repliegue bajo las horas.
Aborigen que entre esporas
ronda mis ojos y parte
lazo, cuerpo, huella: el arte
de silenciar las escoras.

                                                               III
Diario de viaje, mordaza
vespertina ante la luz
de otro Puerto de la Cruz
deshilvanando mi raza.
Mencey cubriendo la caza
del polvo que nos aleja
del guanche, de la madeja,
del adiós y del desierto
donde sucumbe ya muerto
el delirio que nos deja.

                                                                IV
Alisio, la Isla , morir
sobre el polvo: mi orfandad
mordida junto a la edad
prematura de partir.
Palpo el rumbo y el crujir
de mi lágrima me choca
ante el pecho que disloca
padres, hijos y el naufragio
con que cercena un presagio
la solidez de mi boca.

                                                                V
Juan de Bethencourt: certeza
del adiós que parte solo,
(silbo del agua). Me inmolo
en la sed que me atraviesa.
Al llanto mi voz regresa
junto al eco, junto al vientre
de la luz que se halla entre
espuma, patria y navío
cuando anhela el pecho mío
que otro panorama encuentre.

                                                               VI
Flamante país que llevo
como un camino, la furia
versátil de esa lujuria
efervescente que elevo.
Mis manos toman de nuevo
la azada y el cañivete.
Espectro que nos promete
desnudez, costumbre, luz
donde se yergue la cruz
tibia que nos compromete.

                                                               VII
Agota mi calma el lecho
donde dialoga el embrujo
del animal con que estrujo
las memorias en mi pecho.
(Lanzarote en el estrecho
escrito que nos bendice
estas manos). Cicatrice
mi sed y la misma entrega
ante una voz que se juega
el regresar a Teguise.

                                                              VIII
Sesión de errático vuelo,
brújula que gira y quiebra
el berberisco. Celebra
el año mi voz. Develo
la sed adonde recelo
lapilli, escoria, ceniza.
Cuba entera neutraliza
las amarras de otros mares
cuando un eco de palmares
silba la voz que me avisa.

                                                               IX
Silencio del polvo, piel
curtiéndose en el Caribe,
penumbra que nos recibe
en la turbulencia cruel.
De pueblo en pueblo a tropel
nombro mis piernas, mi boca.
Trabajo fuerte que choca,
que me tala, que me olvida,
parto de luz, homicida
bergantín en nuestra roca.

                                                              X
Insólita luz escoge
mis fiebres, mi soledad,
otoño sobre la edad
de un sitio que me recoge.
(Tierra en mis manos). Acoge
ese equipaje mi fuego.
Nostalgia donde me anego
ante sed, delirio, farra:
el lloro que me desgarra
la raíz y mi sosiego.

                                       Jorge Luis Águila Aparicio
 Poeta, narrador e investigador literario. Cruces, provincia de Cienfuegos, Cuba.


                      (En Cuaderno #1, de Poetas sin sofá)

jueves, 3 de abril de 2014

PEQUEÑOS VERSOS PENSANDO EN JUAN RAMÓN



                                                  A Juan Ramón JIménez

Tú has hecho de una mirada
dulce camino de jazmines,
y en el aire has dibujado
maripositas blancas.

Ternuras de azahares
que trepan por las almas,
has puesto en cada ojal
de los patios y las casas.

Borriquillos de algodón,
niños de carita embarrada,
y el jornalero por las calles
con un cigarrillo alumbrando
trémulos labios de hambre.

Has sabido hacer de la poesía
sonrisas asequibles,
caricias para los niños,
pequeños ríos de lunas claras.

Gracias, buen amigo,
sencillo niño con barba,
ejemplillo de luz.
Gracias.  

                                                                  Manolo Benages